Comercio por correo electrónico, email marketing

En plena era del internet, la publicidad y el alcance comercial se han disparado a una velocidad récord y la oferta de todo tipo de productos inunda nuestro día a día de la manera más invasiva posible. Es por esto que las empresas deben buscar estrategias que le acerquen cada vez más al cliente y, aunque quizás no es tan interactiva como una red social,  el comercio por correo electrónico o el email marketing es un excelente ejemplo.

Ventajas del comercio por correo electrónico
El ” email Marketing “

A diferencia de las redes sociales que brindan un montón de opciones públicas o semiprivadas en las que el usuario puede interactuar y compartir abiertamente sus preferencias en cuanto a cualquier producto o servicio, el comercio vía correo electrónico genera una relación con el cliente mucho más íntima y personal pues se le trata de manera individual y se le permite mantener una honestidad basada en la confidencialidad, restando así factores que compliquen la relación de negocios tales como presión social, falta de alcance debido al registro de interacciones, etc que podrían sesgar o limitar el consumo de un cliente. Mientras, la capacidad de abarcar una audiencia masiva no se ve afectada en absoluto con un feedback mucho más cuantificable y organizado.

Asimismo, el comercio a través de correo electrónico es una solución sumamente económica e instantánea para difusión de campañas masivas que no requieren del acercamiento del cliente a la marca para poder efectuarse sino que busca llegar directamente tomando la iniciativa de abordar al usuario sin necesidad de ser previamente conocida la marca. Adicionalmente puede servir como herramienta para la depuración de base de datos ya que contiene mecanismos de detección de correos desactivados con notificación.

Desventajas y consejos para el comercio vía correo electrónico

Es importante acotar que el comercio por correo electrónico tiene sus desventajas pues, si la campaña está mal diseñada, puede ser considerada por los clientes como “correo no deseado” enterrando la relación de negocios para siempre. Por ello que debemos considerar seriamente el contenido a promocionar que debe ser atractivo a primera vista y evitar la publicidad engañosa sobre el contenido, manteniéndolo conciso, breve y sobre todo provechoso o beneficioso para el usuario que lo recibe. Básicamente también es esencial asegurarse de diseñar un plan de correspondencia que mantenga un horario adecuado y no sobrecargue de mensajes inútiles la bandeja del pretendido cliente.

Deja un comentario